viernes, 3 de julio de 2009

Restauración YA


El jueves llegué a Madrid y aproveché el día en pasear por las tiendas en plenas rebajas, vender mi cámara de vídeo a un argentino, visitar a unos cuantos amigos y ver la película La Edad del Hielo 3 en 3D. Hoy tocaba Segovia. He empezado por el palacio real de La Granja. Me ha impactado positivamente sus jardines, muchísimo más espectaculares que los de Aranjuez, pero la sensación es de tristeza y hasta rabia. ¿Porqué? Faltan restaurarlos y que todos los estanques y cascadas tengan el agua fluyendo como originalmente se diseñó. Si estuviese restaurado os puedo asegurar que estaríamos antes uno de los sitios más obligados de visitar de España y de Europa; está claro que no tenemos visión de futuro. Se supone que la provincia de Segovia ya tiene suficiente con que los turistas visiten su Alcazar, su catedral y su famoso acueducto, y saben que igualmente los incondicionales visitarán el palacio. Pero de esta manera se pierde el boca a boca, y ésa es la diferencia entre un monumento famoso y otro del montón.

Después del palacio he visitado la ciudad de Segovia, ha sido un día agotador de andar, subir torreones y escaleras, caminar bajo un sol de 33 grados y sin sombras. Naturalmente ha valido la pena.

1 comentario:

Magia dijo...

jjeje traete una de cochinillo!!


Saludos !

Ps. Aqui no hay menos grados! No te pienses!!